¿Qué es la felicidad? ¿Nunca os lo habéis preguntado? Y ¿habéis llegado a una conclusión?

La felicidad es algo imposible de explicar. Los expertos no se han puesto de acuerdo en dar una definición exacta sobre qué es la felicidad y cómo afecta al individuo. Según la RAE, la felicidad es un ”estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien”. ¿Seguro que la felicidad reside en la posesión de un bien?

La felicidad es algo subjetivo. Lo que a ti te hace feliz puede que a mi me haga infeliz. Por tanto, la felicidad reside en la obtención de aquello que se busca: un bien,aprobar un examen, comprar una casa, tener un hijo, conseguir un trabajo…

¿Existe la felicidad absoluta?

La respuesta es no. Y menos mal que no. ¿Os imagináis ser felices para siempre? Si te acostumbras a que todo salga bien instintivamente te dejarás de esforzar. Entonces, ¿para qué sirve creer o desear algo con todas tus fuerzas si no puedes luchar para conseguirlo porque sabes que te va a salir bien?. No nos aportaría felicidad, o ¿sí?.

Lo bonito, el misterio de la vida es errar. Cometer errores nos ayuda a mejorar, aprendemos a que no somos perfectos, y que es precisamente la imperfección lo que nos hace ser únicos. Cada imperfección, cada error, cada crítica, nos ayudar a crecer como persona y como profesional.

Un niño cuando es pequeño, investiga, toca, juega, prueba, se cae y se hace daño pero no se rinde. Sigue jugando, sigue tocando y sigue observando. ¿Por qué cuando crecemos queremos dejar de caernos? Es precisamente la investigación, la indagación en lo que creemos, lo que nos hace encontrar cosas nuevas, nos ayuda a crecer como persona (y como profesional). Ensayo-error.

Salir de lo cotidiano. No conformarme con lo que tengo. Aprender cosas nuevas cada día. Fijarme objetivos, luchar por ellos y conseguirlos. En definitiva, crecer. En eso consiste, al menos para mí, mi felicidad.

¿Serías capaz de contestar ahora a la pregunta que titula esta entrada?. La adversidad nos ayuda a aumentar el grado de satisfacción de nuestra felicidad, es decir, cuando conseguimos lo que nos hemos propuesto. 

Si no crees necesitar la adversidad, nunca serás feliz. Apreciar la adversidad nos ayuda a valorar la felicidad. No por errar más dejas de jugar.

Caer. Levantarse. Volver a caer. Volver a levantarse. Emprender. Fracasar.

La adversidad, la necesitamos a rabiar.
Anuncios